Atrás Las nuevas fuentes de alimentación KNX

Las nuevas fuentes de alimentación KNX son compactas, energéticamente eficientes, conectables en paralelo y están equipadas con un contacto de indicación integrado para la función de diagnóstico. A través de un indicador LED situado en el frontal del dispositivo se puede leer el estado de funcionamiento de un vistazo. Con solo 4 módulos (versiones de 160 mA, 320 mA y 640 mA) o 6 módulos (1.280 mA), los dispositivos KNX ocupan poco espacio en la distribución.

Escenarios de aplicación:

Oficina

Gracias a las tres clases de potencia de construcción idéntica de 160 mA a 640 mA, pueden realizarse ampliaciones en cualquier momento o sustituirse dispositivos por la clase de potencia inmediatamente superior. Con la versión de 1.280 mA, incluso se pueden admitir el doble de consumidores que antes, lo que ahorra costes.

Hotel

La nueva clase de potencia pequeña de 160 mA resulta idónea para unidades cerradas, como por ejemplo habitaciones de hotel sueltas. De esta manera pueden alimentarse de corriente todos los consumidores conectados ahorrando espacio y costes. Además, en la subdistribución se libera espacio para otros dispositivos.

Hospital

Para las aplicaciones complejas de un hospital, pueden mezclarse las distintas fuentes de alimentación: pequeñas para habitaciones individuales, grandes para grandes zonas o plantas. La función de diagnóstico integrada aporta seguridad gracias al aviso en el momento oportuno en caso de sobrecarga o fallo.

Casa unifamiliar

Con solo una línea KNX ya se puede estructurar una casa unifamiliar entera si deben alimentarse más de 100 consumidores. Esto
es posible con la nueva fuente de alimentación de 1.280 mA. La ventaja para los constructores: ahorra costes, ya que no se necesitan dispositivos de sistema adicionales.

Sinopsis de las fuentes de alimentación KNX:


Más información