Protección eficaz frente a los daños provocados por el agua

El nuevo sensor de inundación

El sensor de inundación de JUNG detecta escapes de agua en el sótano y la cocina antes de que provoquen grandes daños. Esto protege activos y ahorra tiempo, dinero... y nervios.

El lugar de instalación ideal del sensor es debajo de la bañera o del plato de ducha del baño, debajo de los muebles de la cocina y debajo de la caldera de la calefacción. Si sale agua accidentalmente del lavavajillas o de la lavadora, el aparato lo señaliza inmediatamente y cierra la alimentación de agua para minimizar los posibles daños.

Con una estructura idéntica a la del sensor de inundación se encuentra el sensor de condensación. Detecta y señaliza la formación de agua condensada en climatizaciones/tuberías de refrigeración y lleva la instalación afectada a un estado seguro de funcionamiento.

Los dos sensores se conectan fácilmente a las entradas binarias compactas KNX de JUNG con un cable de 2 hilos.