Un potente dúo

Dos tipos de funcionamiento en un aparato

Con dos funciones en un aparato, el doble de bueno: el detector de movimiento y presencia de JUNG puede ajustarse con flexibilidad a los requisitos del lugar de uso. Al mismo tiempo, convence por unas excelentes propiedades de detección (campo de detección de 360°) para alturas de montaje de hasta seis metros. Para la detección de movimiento, el aparato posee tres sensores PIR independientes entre sí. Cada uno de estos sensores está asignado a una zona activable individualmente (con un ángulo de detección de 120° cada uno). Además, el campo de detección puede ampliarse notablemente agrupando hasta cinco aparatos. Y, gracias a su sensor de luminosidad integrado, el detector de movimiento y presencia puede utilizarse asimismo como interruptor crepuscular.

Detección exacta
Cuando funciona como detector de presencia, este aparato compacto proporciona automáticamente una iluminación del puesto de trabajo que ahorra energía, por ejemplo, en la oficina. Con una altura de montaje de tres metros, se cubre un campo de detección con un diámetro de 12 metros. Esto permite una vigilancia de hasta el más mínimo detalle. El aparato detecta con exactitud incluso los movimientos del ratón al trabajar en el PC.

Traer luz a la oscuridad
Por el contrario, quien muestra sus puntos fuertes en pasillos y corredores es el detector de movimiento. Ajustado a este funcionamiento, el aparato dispone de un campo de detección de 360° con un radio de 20 metros, partiendo también de una instalación a tres metros de altura. En modo de detector de movimiento, la iluminación también se enciende y se apaga en función de la luminosidad, con lo que se ahorra energía.

Control a distancia sencillo
Dos mandos a distancia por infrarrojos aumentan el confort al manejar el detector de movimiento y presencia. El usuario puede controlar distintas funciones con su mando a distancia (encendido/apagado, modo automático, activación de la simulación de presencia, etc.). Con un mando a distancia que debe adquirirse por separado, el instalador realiza la puesta en marcha de antemano.