Forma constructiva compacta, detección selectiva

Detector de presencia pequeño con un gran rendimiento

No hay nada que pase desapercibido tan rápidamente al detector de presencia KNX Mini de JUNG con acoplador de bus integrado en las versiones Standard y Universal. Está concebido para el control adaptado a las necesidades de sistemas de iluminación, termostatos de estancia y otros consumidores eléctricos. Su forma constructiva compacta va acompañada de las posibilidades de montaje en el techo. En función de las condiciones de espacio, se puede elegir entre el montaje en el falso techo, un montaje de superficie o el montaje en una base de empotrar convencional. Gracias a los juegos de montaje suministrados, la instalación se realiza fácil y rápidamente en cualquier caso. Precisamente en las variantes de montaje en el falso techo y montaje empotrado destaca sobre todo la ventaja de la forma constructiva compacta: así, debido a su instalación casi enrasada con el techo, el detector de presencia KNX Mini apenas se aprecia a primera vista. Este discreto diseño permite que el aparato se integre con armonía en cualquier ambiente sin llamar la atención.

Gran gama de prestaciones
En función de su configuración, el detector de presencia Mini puede utilizarse como detector de movimiento para el reconocimiento del movimiento, como detector de presencia para la evaluación de presencia y como avisador para la vigilancia de espacios. Por medio de una conexión en paralelo de varios aparatos en software, el campo de detección puede ampliarse de la forma correspondiente en caso necesario. Para ello, se combinan un aparato parametrizado como mecanismo principal y varios aparatos creados como mecanismos auxiliares.

Ejemplar en funcionamiento y manejo
La versión Universal muestra lo cómodo y adecuado a la práctica que es este producto de JUNG. Los cinco bloques de funciones de esta variante Universal funcionan de manera independiente entre sí y pueden conmutar entre modo diurno y modo nocturno. Al mismo tiempo, cada bloque de funciones se puede configurar libremente para la aplicación como detector de presencia, detector de movimiento o avisador, de manera que, con solo un aparato, pueden llevarse a cabo distintas tareas que afectan a las distintas zonas de la estancia. Si es necesario, también existe la posibilidad de una regulación de la iluminación en función de la luz diurna. Además, los tres sensores PIR con un campo de detección total de 360° pueden evaluarse individualmente mediante software en caso necesario, de modo que la “dirección visual” de los sensores puede modificarse mediante parámetros. El detector de presencia Mini también gana puntos en relación con el manejo: en la versión Universal, el ajuste y el manejo se ejecutan opcionalmente a través de un mando a distancia por infrarrojos, de manera que también se puede acceder al detector desde el suelo.

KNX regulador de luminosidad
La solución compacta para el control automático de la iluminación: con el KNX regulador de luminosidad con sensor de luminosidad integrado, la iluminación en interiores se regula en función de la luz diurna. También él dispone de las mismas tres posibilidades de instalación que el detector de presencia Mini, en función de los requisitos. Al mismo tiempo, con sus proporciones adaptadas, los elementos de ajuste “invisibles” y los sensores, el regulador de luminosidad también apuesta por un diseño discreto para no llamar la atención en el techo.