Detector de presencia KNX Mini

El detector de presencia KNX Mini con acoplador de bus integrado en las versiones Estándar y Universal sirve para el control adaptado a las necesidades de sistemas de iluminación, termostatos de estancia y otros consumidores eléctricos. Su diseño compacto va acompañado de tres opciones de montaje en el techo: montaje en el falso techo, montaje de superficie o montaje en una base de empotrar convencional.

En función de su configuración, el detector de presencia Mini puede utilizarse como detector de presencia de techo para la detección de movimiento, como detector de presencia para la evaluación de presencia y como avisador para la vigilancia de espacios. Por medio de una conmutación en paralelo de varios aparatos en software en la que se combinan un aparato parametrizado como mecanismo principal y varios aparatos parametrizados como mecanismos auxiliares, el campo de detección puede ampliarse de la forma correspondiente en caso necesario.
Los cinco bloques de funciones de la variante “Universal” funcionan independientemente entre sí y permiten cambiar entre modo diurno y modo nocturno. Cada bloque de funciones puede configurarse como se desee como aplicación “Detector de presencia”, “Detector de presencia de techo” o “Avisador”, de manera que, con solo un aparato, pueden llevarse a cabo distintas tareas que afectan a las distintas zonas de la estancia. En caso necesario, la iluminación también puede regularse en función de la luz diurna. Además, los tres sensores PIR con un campo de detección total de 360° pueden evaluarse por separado mediante software en caso necesario, de modo que la “dirección visual” de los sensores puede modificarse mediante parámetros. El ajuste y el manejo se realizan opcionalmente a través de un mando a distancia por infrarrojos en la versión Universal.

KNX regulador de luminosidad
Con el KNX regulador de luminosidad con sensor de luminosidad integrado, la iluminación en interiores se regula en función de la luz diurna. Aquí se dispone también de las tres mismas opciones de montaje en el techo que el detector de presencia Mini: montaje en superficie, montaje empotrado y montaje en el falso techo. En este caso, con sus proporciones adaptadas, los elementos de ajuste “invisibles” y los sensores, el regulador de luminosidad también apuesta por un diseño discreto.

Más información en el catálogo onlin

Detector de presencia KNX

El detector de presencia KNX Estándar/Universal convence por sus excelentes propiedades de detección para alturas de montaje de hasta 5 m, su diseño compacto con acoplador de bus integrado, y la posibilidad de regulación de luz constante en función de la presencia (versión Universal). Además, este aparato universal posee cinco bloques de funciones que trabajan independientemente entre sí y a los que se pueden asignar los tres sensores PIR. Cada bloque de funciones se puede configurar para la aplicación detector de presencia o avisador. El ajuste y el manejo se realizan opcionalmente a través de un mando a distancia IR.

Como elemento adicional, para el detector de presencia KNX hay disponible una reja protectora de acero macizo. Esta protege el aparato contra daños, p. ej. contra pelotazos, al montarlo en un polideportivo.

Campo de detección y alcance

El ángulo de detección de 360° se puede subdividir en tres zonas activables individualmente de 120° cada una que están asignadas por separado a uno de los tres sensores PIR. Estos sensores pueden evaluarse de forma individual con el software en caso necesario, de manera que se puede influir mediante parámetros en la “dirección visual” de los sensores (versión Universal).
El detector de presencia KNX dispone de un campo de detección especialmente homogéneo de unos 20 metros (a una altura de montaje de 3 metros). Esto permite una detección precisa del movimiento incluso en grandes espacios.